Skip to main content

¿QUE ES LA CELULITIS?

La celulitis es una afección estética de la piel, que produce el aspecto de piel de naranja, afectando del 80 al 98% de las mujeres después de la pubertad.

 

¿POR QUÉ SE PRODUCE LA CELULITIS?

Existen varias teorías sobre su origen.

No existe duda de que hay una influencia de los estrógenos. De hecho, los hombres que tienen celulitis (que son pocos) suelen tener una falta de hormonas masculinas o recibir terapia con estrógenos.
También podría influir la predisposición genética o el mal funcionamiento de las paredes de los vasos sanguíneos.

ANATOMÍA DE LA CELULITIS

 

Estructuralmente, existen en nuestro cuerpo cordones o septos fibrosos que dividen la grasa en lóbulos o pequeños compartimentos separados entre sí, y que van desde la piel hasta el músculo.

Cuando existe celulitis, se puede observar una fibrosis (endurecimiento) de estos tabiques, que los hace más gruesos y más cortos. Esto hace que la piel quede anclada de forma más firme en profundad, y genera los hoyuelos típicos.

Y la piel que no queda anclada, se vence con la fuerza de la grasa, dando lugar a las protrusiones o bultos entre estos hoyuelos.

La zona queda de esa forma irregular, con áreas hundidas y otras demasiado elevadas, tan característico de la piel de naranja y la celulitis.

¿QUÉ PARTES DE NUESTRO CUERPO SUELE AFECTAR?

Es más común alrededor de los muslos y los glúteos, aunque también se puede encontrar en la parte inferior del abdomen o parte superior de los brazos.

 

TRATAMIENTOS PARA LA CELULITIS

No hay una terapéutica única a la hora de tratar la celulitis, sino la combinación de diferentes tratamientos que se ajustan a las necesidades de cada paciente y al tipo de celulitis.

Estas incluyen:

 

  • Mesoterapia: Consiste en la colocación intradérmica de medicamentos con efectos drenantes, lipolíticos o tensores de la piel.
  • Plasma Rico en Plaquetas: Es un tratamiento en el cual usamos las propiedades curativas y regeneradoras de nuestra propia sangre para disminuir la inflamación y mejorar la calidad de la piel.
  • Carboxiterapia: Consiste en infiltrar en el tejido con celulitis un gas modificado y tratado, que promueve el drenaje de la zona y estimula el metabolismo. También según algunos estudios, tendría efecto de destrucción directa de la grasa.
  • Subcisión: Liberación mini invasiva/controlada de los tabiques fibrosos que traccionan de la piel generando las depresiones u hoyuelos.
  • Estimuladores de colágeno: En concreto, el más utilizado es el ácido poliláctico. Se puede utilizar de dos formas:
    • Colocándolo de forma subdérmica en forma de malla, con el fin de que nuestro organismo genere nuevo colágeno y así una nueva matriz de sustentación con un efecto tensado, mejorando la calidad y suavizando la piel de naranja.
    • Rellenando de forma directa las depresiones, para que nuestro colágeno eleve el hoyuelo una vez liberados los tabiques fibrosos mediante la subsición. Para ello también podemos utilizar ácido hialurónico, de la misma forma que cuando remodelamos el contorno del glúteo.

 

Ya que en cada persona el mecanismo principal de la piel de naranja y celulitis es diferente, lo ideal es adecuar el protocolo de tratamiento de forma individualizada, para así lograr nuestra mejor versión.

 

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si estás interesado en conocer nuestros tratamientos, no dudes en contactarnos. En Clínica Alova, contamos con un equipo de profesionales cualificados y experimentados que te asesorarán sobre los mejores tratamientos para tu bienestar.

Programa tu consulta hoy mismo a través de clinicaalova@gmail.com o llamando al teléfono 622 928 471 y descubre todo lo que podemos hacer por ti.

 

Autora post: Dra. MERCEDES VICCARIO